A mí no me cobres el IVA

Hace ya mucho tiempo se puso de moda aquella frase de “¿cómo lo quiere señora, con IVA o sin IVA?” haciendo alusión a todos aquellos profesionales y oficios que buceaban en la economía sumergida como su medio natural de operaciones.

¡Cómo han cambiado las cosas!, después de años y años para lograr sacar del agua a la mayor parte de todos aquellos buceadores, resulta que ahora se les empuja a que vuelvan a sumergirse en las profundidades.


Las dos subidas de IVA consecutivas que hemos sufrido en los últimos tiempos, unidas a una crisis que, lejos de remitir, se agudiza día a día, han llevado a la gente a cuestionar a conciencia cada euro que sale de su bolsillo y claro, cuando el coste de un bien es elevado y a este hay que añadirle el IVA, el consumidor se resiste como gato panza arriba a pagarlo.

Contra las todopoderosas grandes compañías nada se puede hacer, pero la pequeña empresa y autónomos sufren la tiranía de quienes pueden percibir en ellos ciertos resquicios de debilidad y entonces surge aquello de “A mí, no me cobres el IVA”, poniéndoles, día sí, día también, entre la espada y la pared.

Hay que ser, no sé si muy valiente o un suicida, para no sucumbir ante la presión del cliente cuando dice abiertamente que si se le cobra el IVA, se va al establecimiento de la calle de abajo donde se lo hacen “libre de impuestos”. O, peor aún cuando realizado un trabajo personalizado por encargo en el que la empresa ya ha incurrido en los costes, el cliente se niega abiertamente a pagar el IVA bajo amenaza de rechazar el producto.

Pero, los que aceptan las reglas que impone el cliente, en muchas ocasiones no son conscientes del problema que se les genera, para comenzar, se van a encontrar con una cuenta de pérdidas y ganancias similar a esta.



En ella salta a la vista el margen, aparentemente al negocio le cuesta más los materiales y las subcontrataciones que lo que factura al cliente. Es decir, están trabajando por debajo de coste ya que, lo que se ha vendido sin IVA no se ha contabilizado, convirtiéndose en un dinero del color de las noches sin luna, que ha de ser guardado debajo del colchón.

Al fraude fiscal al que se ven abocadas estas empresas, hay que sumarle además un problema importante de financiación, debido a que con estas cuentas, las puertas de las entidades bancarias se cierran, resultando prácticamente imposible hacer crecer el negocio, condenándolo a sobrevivir día a día en el trapicheo de la economía sumergida.

Ahora ponte en el otro lado, si tienes que hacer una reparación de fontanería en tu casa, unos muebles a medida o algo similar y el presupuesto fuera de 10.000 euros, ¿estarías dispuesto a pagar 2.100 euros más para ser un buen ciudadano?, ¡OJO!, son 2.100 euros.


29 comentarios:

  1. Yo tampoco quiero pagar por un Mercedes 65.000 euros, ¿qué me sugieres?, ¿que me acerque al concesionario y le deje 30.000€ y me lo lleve sí o sí?. El IVA, una mierda, pero hay que pagarlo igual que a mi me retienen un X% de mi nómina en IRPF, pago un pico por cada litro de gasolina, me cuestan los pañales un 21% más, etc... pero tener hospitales, colegios, carreteras, pensiones cuesta y es así. Otra cosa es ver qué se hace con todo ese dinero, si va a parar a sobres, subvencionar amigos, etc... pero eso es otro debate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es cuando la cuestión se le traslada al pequeño empresario o autónomo y se le pone entre la espada y la pared, ¿tú que harías?

      Eliminar
    2. Tengo un cliente q no me quiere pagar el iva que hago

      Eliminar
    3. Efectivamente, ese es el problema.

      Eliminar
  2. Bueno, además tampoco contamos con mucho ejemplo a seguir, teniendo en cuenta que los partidos políticos, y él mismo que nos gobierna, tenía su caja "B".
    Yo digo que hasta ellos se han dado cuenta que el iva está caro, cuando hasta ellos se niegan a pagarlo....
    Que cabrones, dando ejemplo...

    ResponderEliminar
  3. Vamos a ver... en mi negocio nadie quiere pagar IVA, antes un porcentaje de la gente se avenia a pagar si más no una parte.. ahora nada,se ha tenido que bajar el precio de la hora debido al intrusismo, conque solo falta que les cobres el IVA...el particular no quiere pagar IVA simplemente porque todo le sale muy caro..y lo que tu dices, tienen montones de gente para elegir donde no le cobrarán nada, e incluso le saldrá la hora a mitad de precio que los que estamos legalizados....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el problema, entre las las normas que cada vez son más difíciles de cumplir y el propio mercado que empuja hacia la economía sumergida, es muy complicado salir adelante. Recibe un saludo y todo mi apoyo.

      Eliminar
  4. Luego queremos una sanida y educación gratuita, subvenciones por un tubo, prestación por desempleo, pagas no contributivas, buenas pensiones,...lo queremos TODO pero sin pagar nada. El problema no es ni político ni económico, es social. Se puede cambiar al partido que gobierna, mejorar la economía, hacer reformas a diestro y siniestro,... pero cambiar la forma de pensar y la conciencia de todo un pueblo es prácticamente IMPOSIBLE. Por éste motivo creo que tenemos lo que nos merecemos, España es el país del chanchullo y la pillería por excelencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leonardo, no me queda más remedio que darte la razón, sin embargo, tengo la esperanza de que nuestros hijos y las generaciones venideras aprendan de nuestros errores y sean capaces de crear una sociedad responsable y verdaderamente solidaria.

      Eliminar
    2. Estoy contigo, Leonardo: tenemos un grave problema de educación, al que hay que añadir una tributación de IVA desproporcionada respecto a los salarios. Puedo estar más o menos de acuerdo con que exista el IVA, pero no puedo admitir que se aplique a los bienes más básicos: comida, vivienda habitual, ropa, suministros de la vivenda. Pero eso es otro debate.

      Eliminar
  5. Pues con estos ejemplos y comentarios que estais haciendo no creo.

    ResponderEliminar
  6. En el caso que expones, claramente el empresario compra en A y vende en B. ¿Pero alguna vez ha visto su cuenta de PyG?, ¿Quién le lleva la Contabilidad?.
    No se entiende que te digan que el pedido es por AVION (noiva) y tu cedas una y otra vez, El cliente te compra sin iva y vende sin iva, es difícil que la inspección detecte el fraude, pero tú que compras con factura y vendes en B estás poniendo una pancarta en tus cuentas.
    Por otra parte, en España qué papel juega el Registro Mercantil. He revisado las cuentas de muchos potenciales clientes en mi vida profesional, no han sido una ni dos veces las que he visto sociedades operando con Fondos Propios Negativos durante varios ejercicios, la fuente eran las empresas de informes comerciales y la fuente de las cuentas el RM.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Registro Mercantil vale para bien poco. Yo he visto memorias con todos los apartados en blanco.

      Eliminar
    2. Cuando te encuentras con una cuenta de resultados como esta, lo normal es que el empresario ni se haya dado cuenta.

      Eliminar
  7. RAMON GARCIA SUAREZ22 de mayo de 2014, 15:24

    Estoy de acuerdo con toda la problemática de fraude fiscal y la presión que existe. EXISTE ALGUIEN QUE QUIERA PAGAR MAS????. Otra cosa es tener conciencia fiscal.
    En cuanto al análisis simplista que haces, la cuenta de explotación podría ser real, ya que no muestras el Balance y la evolución de la cuenta de Mercaderías.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ramón, ten en cuenta que la cuenta de resultados incluye la variación de existencias por lo que, si la contabilidad esta bien hecha, no debería influir la cuenta de mercaderías. Evidentemente, nadie quiere pagar más, el problema es precisamente el detalle que apuntas, la conciencia fiscal. Gracias.

      Eliminar
  8. Rizando el rizo, si ese lampista, o abogado me cobra el IVA y yo soy un particular, ¿cómo sé que luego lo ingresa?. Teniendo en cuenta que yo no presento el 347, ni el 340 ni llevo libros registro, una vez me ha cobrado la factura la puede tirar a la papelera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, lo tienes difícil. Recibe un saludo.

      Eliminar
  9. JAJAJAJA
    Típica situación de olvido del control de las existencias. Un disgusto "temporal" para nuestra AEAT, que redirigirá -mas pronto que tarde- a la empresa.

    ResponderEliminar
  10. Santiago Boixadós24 de mayo de 2014, 16:29

    ¿A mi no me cobres el IVA?.... Nuestra empresa siempre factura con IVA, responderá el Empresario, por la sencilla razón de que el dinero que se torna del color de las noches sin luna no genera ninguna rentabilidad para la empresa, le es inútil, porque debe guardarse en el colchón, y malgastarse sí o sí, sin pisar el banco, y de rebote el banco tenderá a cortarnos el crédito por falta de visitas, y la pescadilla se muerde la cola. No somos suicidas. Nuestra empresa siempre factura con IVA. Tendrá que buscarse a otro proveedor, a un proveedor suicida o desesperado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Santiago, las ventas sin IVA solucionan el problema a corto plazo, pero lo agravan a largo.

      Eliminar
  11. Santiago Boixadós24 de mayo de 2014, 16:40

    La estructura de esta cuenta de PyG es, también, muy parecida a la que vienen presentando muchas sociedades en los últimos ejercicios, post crisis, especialmente las despistadas que han visto reducirse drásticamente sus ventas pero aún no han sabido adaptar/reducir su estructura de gastos a la actuales circunstancias con una perspectiva de ingresos futuros menguantes, especialmente en determinados sectores. Hay empresarios que tardan años en reaccionar y adaptarse. Los hay que no se adaptan nunca y desaparecen. Pero si la causa de la estructura PyG citada ´"solo" son las operaciones del color de las noches sin luna, la solución es mucho más fácil: Todo con IVA !.

    ResponderEliminar
  12. Todo esta muy bien, "hay que pagar impuestos para tener servicios, conciencia fiscal, ....", seguramente se podrá decir de mil maneras, pero la realidad de este país es bien distinta.
    No hay día de la semana que se este hablando de lo que los políticos y unos cuantos amigos se han apoderado de las "arcas nacionales", y no pasa nada. Mientras el pueblo hace milagros para sobrevivir, ellos siguen haciendo vidas publicas y privadas ostentosas.
    Yo he cotizado los últimos 14 años por la base máxima, y cuando por culpa de esta crisis y la facilidad que el gobierno dio a las empresas de sustituir puestos con mucha antigüedad y con salarios dignos, por otros que no llegan a los mil euros, me fui a las listas del paro. No sabéis la cara de tonto que se me puso cuando la funcionaria, que no tiene culpa de nada, me dice que a partir de ahora me pagara el INEM a razón de 1.150€ al mes, y por que tengo una hija a mi cargo, que si no sería menos. El comentario fue que como somos tantos en el paro, la caja no da para todos y hay que repartir....
    Como comprendereis, lo primero que se me pasa por la cabeza ya es que cuando vuelva a incorporarme al trabajo en activo, bien por cuenta ajena (lo cual ya no tengo fe) o como profesional independiente, cogere y cotizare por al base mas baja, y el resto del dinero que pensaba cotizar al estado, lo utilizare en seguros privados, planes de pensiones, o cualquier otro producto que me garantice una pensión futura y seguro de enfermedad, digno con lo que aporte, ya que de los que nos están gobernando no me fío ni un pelo.
    Cuando ellos den ejemplo de trabajo, esfuerzo, honradez, ahí estar yo para apoyarles, mientras tanto, a buscarse la vida como uno buenamente pueda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aportación José Carlos, desde luego muy descriptiva de la situación que se está viviendo. El verdadero problema es que todos lleguemos a la misma conclusión que tú has llegado y que "no nos fiemos ni un pelo". ¿Entonces qué?

      Eliminar
  13. No sé si lo habréis comentado antes, pero como yo conozco la solución evidente os la planteo en forma de pregunta:
    ¿cómo se recauda más, com el 21% de muy poquito o con el 10€ de mucho...?
    Si ahogo al pequeño empresario le obligo, le "obligo" a "buscarse la vida". si impongo unas impuestos razonalbles, no nos merece la pena "defraudar" y pagamos casi todos (siempre hay quien lo hace por falta de conciencia), recaudando más y ahorrándome el salario de tanto inspector a comisión...

    ResponderEliminar
  14. De acuerdo contigo, el mejor control fiscal es aquel que hace que no merezca la pena defraudar.

    ResponderEliminar
  15. Totalmente de acuerdo, y como se demostró un vez más, la subida de impuestos no es proporcional a la recaudación esperada. Se ingresa mas con un 10% de mucho que un 21% de poco.
    Esto ya se demostró en otros paises que tuvieron graves crisis de las cuales llegaron a salir, no entiendo como nuestros gobernantes no toman nota de esas situaciones y las aplican en nuestro pais. No digo copiar al pie de la letra, pero seguro que de situaciones pasadas algo aprenderemos para nuestro futuro.

    ResponderEliminar
  16. Muy bien, algunos clientes ponen "entre la espada y la pared" a las empresas. ¿Y los miles de casos donde uno pide un presupuesto verbal a una empresa, le dicen que la obra (arreglar un coche, instalar algo en casa, etc.) saldrá por 8.000 euros, y cuando está la obra hecha y el cliente quiere factura, le dicen que "en ese caso" tendrá que aplicar el IVA y es un 21% más?
    A mí me ha pasado en hoteles a los que les he pedido por teléfono el precio de la habitación, carpinteros en casa, talleres mecánicos, etc

    ResponderEliminar